CONCLUSIONES DEL PRIMER ENCUENTRO PEDAGOGICO "JUGANDO A LEER"

Los objetivos del encuentro fueron ampliamente alcanzados. La bibliografía entregada les permitió a las docentes replantearse el lugar del niño preescolar en el proceso de enseñanza-aprendizaje de la lectoescritura. De 96 trabajos recibidos, 91 (94,8 %) cumplieron con la consigna de analizar la nueva propuesta, demostrando que es posible un diálogo enriquecedor entre los docentes y los psicólogos cognitivos para poder diseñar nuevas propuestas didácticas a partir de los últimos avances científicos. Las docentes pudieron ponerse en contacto con nuevos conocimientos y pudieron evaluar una nueva propuesta didáctica desde distintas perspectivas.
El análisis de los trabajos que cumplieron con la consigna (I), muestra que las docentes no sólo evaluaron al Silablado desde las teorías conocidas y desde el diseño curricular (37,4 %), también generaron propuestas didácticas (26,4 %) y una de cada tres docentes (36,3 %) comentó experiencias prácticas realizadas en las salas.De esta manera, se jerarquizó el rol docente y se valorizó su experiencia y su capacidad profesional como complemento indispensable para poder transferir al sistema educativo el nuevo conocimiento que se está generando en el campo de la nueva psicología del desarrollo cognitivo.

La nueva propuesta tuvo una valoración positiva en el 82,3 % de los trabajos, una valoración neutra en el 10,4 % de los trabajos y una valoración negativa en el 7,3 % de los trabajos (se incluyeron en esta categoría los 5 trabajos desaprobados, interpretando la falta de interés por cumplir con la consigna como valoración negativa).(II)
El Silablado se puso en práctica en 33 jardines de infantes con resultados positivos en todos los casos. En las experiencias realizadas, las docentes pudieron evaluar la eficacia de la propuesta, se repitieron observaciones realizadas durante el diseño de la propuesta y se confirmaron algunas predicciones realizadas (como la de facilitar el desarrollo en aquellos niños menos favorecidos). La puesta en práctica del Silablado en las salas mostró la gran capacidad y creatividad de las docentes, quienes organizaron las prácticas a partir de los cuatro principios generales del método. Con gran pericia, juegos, canciones, rimas, dibujos y otras actividades, se complementaron con las láminas del Silablado y enriquecieron la propuesta. Las salas en donde se realizaron las prácticas abarcaron todas las edades, desde los más pequeños (deambuladores) hasta los más grandes (5 años). [Para mayores detalles, ver el texto completo].
Quienes aplicaron el método pudieron observar un punto crucial: la significación. Lo significativo del Silablado no está en el contenido de las secuencias, sino en el hecho mismo de estar leyendo (y por eso se habla de jugar a leer). Este argumento no sólo fue visto por la mayoría de las docentes en sus análisis teóricos, sino que también pudieron corroborarlo quienes pusieron en práctica el método.

<página anterior>

 

 

(I) Los trabajos presentados fueron clasificados según la orientación principal de su contenido, que podía consistir en: un análisis de la propuesta desde la teoría; un análisis de la propuesta desde el diseño curricular vigente; una propuesta didáctica diseñada a partir de la propuesta; o un análisis de la propuesta a partir de su puesta en práctica en la sala. No obstante, hay que tener en cuenta que esta clasificación es estimativa y está basada en la orientación general del trabajo, ya que en una misma ponencia pueden haber (y de hecho es común que ocurra) consideraciones teóricas, curriculares y prácticas.
(II) Para estimar la valoración, se tuvo en cuenta qué respuesta daba el trabajo a la siguiente pregunta: “¿Cree posible que el Silablado pueda implementarse en las salas?” Respuestas: a) Si (valoración positiva); b) Habría que probar (valoración neutra); y c) No (valoración negativa).

compartir en


Home | Marco Teórico | Documentos | Láminas | Capacitaciones | Links | Contacto